Virtualización de hardware sin la participación de terceros

Instrucciones de virtualización compilados como parte del núcleo

La diferencia más destacada entre los KVM VPS y casi todos los demás tipos de virtualización se oculta en la tecnología de virtualización en sí. Con la ayuda de KVM, ha quedado en el pasado la necesitad de correr programas de virtualización adicionales en el servidor – en lugar de esto, las instrucciones de software imprescindibles se compilan en el sistema operativo del servidor anfitrión. Esto reduce significativamente los recursos que el servidor tiene que dejar de lado a fin de utilizar más aplicaciones haciendo, en cambio, dichos recursos disponibles para las máquinas virtuales. La eliminación de el tal nivel de comunicación adicional también reduce los valores de timeout de entrada y salida, acelerando inmensamente el desempeño del Servidor Privado Virtual.
Virtualización de hardware sin la participación de terceros

Una utilización de los recursos considerablemente mejor

Cuotas del servidor a su completa disposición

Gracias a la omisión de la sobrecarga de la presencia de una capa de virtualización complementaria a través de la cual se dirige toda la comunicación con el servidor principal, los KVM VPS es capaz de disfrutar de una utilización de recursos del servidor considerablemente mejorada. Las instrucciones de la virtualización KVM se integran directamente en el kernel del sistema operacional de la máquina anfitriona, lo que significa que el conjunto de VPS se relaciona con el hardware del servidor en forma directa. La menor redundancia en la comunicación equivale a un rendimiento de la vida real mucho más célere frente a los demás sistemas virtualizadores.
Una utilización de los recursos considerablemente mejor

Un SO de su elección

Consiga el sistema operativo que prefiera

Mediante el Servidor VPS, es posible contar con la independencia completa del servidor principal en lo que se refiere al sistema operacional. Los programas de virtualización KVM permiten a las máquinas virtuales comunicarse directamente con el el servidor físico, sin la necesidad de pasar por una capa de virtualización separada. De esta forma, con la imagen ISO apropiada, puede cargar cada SO con el que su servidor podrá funcionar – a partir de las versiones de Linux más impopulares hasta la última edición de Windows Server.
Un SO de su elección
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Colohouse, Chicago, IL